La historia se repite…también en informática

Hoy en día parece que se está descubriendo la pólvora con los "nuevos" equipos informáticos de tipo portátil. Me estoy refiriendo a los Ultraportétiles y a los Netbook.

Después del Boom que ha supuesto el descubrimiento por parte de la industria y por parte de los usuarios de un modelo de PC que se puede llevar a cualquier lugar, aún hay mucha gente que ve estos aparatitos como magia del demonio.
Los ordenadores portátiles ya existían desde el principio de los tiempos, (1980) y aunque más que portátiles parecían maletas de viajero, la funcionalidad siempre ha sido la misma: llevar la información "a mano", nunca mejor dicho, de aquí para allá. Los había sin disco duro (Modelos Amstrad) y con un maravilloso disco duro "ilimitado" de 4 Megabytes.

Pero la ciencia adelanta que es una barbaridad y el PC portatil pasa a ser un elemento muy caro como para plantearse su compra por parte de un usuario medio. Solo se utiliza para quien realmente necesita el transporte de la información por cuestiones de trabajo.

Y así pasa el tiempo hasta que la informática de consumo empieza a tocar techo en la parte de sobremesa, y la industria ve caer el negocio poco a poco. En ese momento recuerdan esos cacharros que se llevan en el hombro (aún pesan más de 2 kilos), y comienza el abordaje por tierra mar y aire de los hogares con productos mediocres pero portátiles.

Empiezan a invadir las legiones de Intel y AMD con sus huestes como la serie M, Semprón…y el ciudadano de a pie ve como su sueño intocable se hace realidad. Los Portátiles cuestan menos de 1.000 euros, que, recordemos, son unas 166.638 de las antiguas pesetas, vamos, una ganga.

Que si blutús, que si güifi, (o güifai para los mas enteraos)que si tal y que si cual, el caso es vender más y más y saquear de forma impune a los compradores prometiendo el oro y el moro. El caso es que por unso 450 eurillos de nada (mi calculadora dice que son 74.873,7 de las antiguas pesetas) tienes un portatil en tu casa para ver pelis, bajarte con la mula tooooodo lo que quieras y demás zarandajas.

Pero eso no es nada, necesiamos más y más, que el mercado se vuelve a estancar…-dice un empresario.

Entonces viene el listo de turno y dice :- ¿Que os parece un ordenador que no lleva disco duro, que no lleva casi memoria y que es pequeño para transportar?-¿ein?

Los empresarios se miran entre sí y, contentos como dos borrachos a las 3 de la mañana, dicen ¡¡ EUREKA !!, ¡¡¡ eso es lo que estabamos buscando. Vamos a decirle a los de marketing que nos den un eslogan para que la gente vea que somos la leche de originales!!!.

Y es cuando aparecen en las revistas los productos estrella del año. Los Netbook (la leche según ellos). Con disco duro solido de 4 a 8 Gigabytes, con una pantalla de 7 a 8 pulgadas y un teclado para dedos pequeñitos orientales, pero con toda la conectividad existente…(blutús, güifi.güifai..).

Y la gente dice ¿Pa qué quiero yo un portatil que me hace polvo el hombro cada vez que quiero llevarlo a casa del vecino para chulearme de portatil si puedo tener esa maravilla?, y comienzan a vender los portatiles para comprobar que con 4 Gb de ram no se puede traer cosas de inten-net ni videos ni ná. Tanto adelanto pa ná.

Decía mi abuela que "cada cosa es para lo que es y que las lavativas son para el culo" (sabiduria popular y brutal del pueblo, pero que aplicado a estos pormenores nos lleva a la siguiente conclusión: Comprate un PC que cubra tus necesidades actuales, nolas futuras, y mucho menos las ultrafuturas (que nunca llegan, como el video disco o el sistema de video 2000).

Adelantado a su tiempo, hubo una vez un portatil de la marca Olivetti que se denominaba SubNotebook (el término ya apuntaba). El tamaño era como una cuartilla, pesaba poco, llevaba el procesador 8086 y un disco duro miserable, con MS DOS 5.0 en Flash ROM. Grababa voz sin abrirse y la reproducía de la misma manera, se utilizaba como calendario (agenda) y notas amén de poder instalar en el disco duro lo que quisieras.

Lo que ahora mismo pocos portátiles hacen. y corría el año 1990, diecisiete años hace ya. O sea, concluyendo. La historia se repite. No existen booms novedosos, se reinventa y se le pone celofán para colocarlo en el mercado.

He aquí algunas foticos de mi maravilloso SubNotebook olivetti para que veáis la maravilla de la tésnica italiana.
 
Un saludete

Juanjo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s