Manos amigas — The final countdown —

Publico la última de las entradas dentro de la serie “de chorizos y mangantes” con la aportación que me hace mi hijo Juanjo del Maestro Fatajo.
La diferencia del Maestro Fatajo con el resto de la caterva de chorizámenes existentes, es que no cierra a mediodía, manteniendo así abierto el carromato de la farsa para aquellos que no dispongan más que de esas horas para dejarse mangonear la poca pasta que les queda.
Os dejo su recorte para que veáis como se anuncia. Es un cúmulo de bondades los que este fulano ofrece, en línea con otros maestros-Visionarios-Profesores.


Ea. Pongo punto y final a la enciclopedia ilustrada de farsantes que habitan por Murcia y alrededores, y de la que supongo no será muy diferente de la que haya por vuestros sitios.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater

Anuncios

Manos amigas — The final countdown —

Publico la última de las entradas dentro de la serie “de chorizos y mangantes” con la aportación que me hace mi hijo Juanjo del Maestro Fatajo.
La diferencia del Maestro Fatajo con el resto de la caterva de chorizámenes existentes, es que no cierra a mediodía, manteniendo así abierto el carromato de la farsa para aquellos que no dispongan más que de esas horas para dejarse mangonear la poca pasta que les queda.
Os dejo su recorte para que veáis como se anuncia. Es un cúmulo de bondades los que este fulano ofrece, en línea con otros maestros-Visionarios-Profesores.


Ea. Pongo punto y final a la enciclopedia ilustrada de farsantes que habitan por Murcia y alrededores, y de la que supongo no será muy diferente de la que haya por vuestros sitios.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater