¿Quién está detrás de la crisis?

 

Saludos a todos y todas.

Al hilo de toda esta movida de la crisis, hay una cosa en la que no había pensado y es tan simple que casi de pura lógica seca. Desde que en el año 2007 empezara la bendita crisis, (hace ya mucho tiempo), han ocurrido muchas cosas no sólo el mundo, sino cerca de nosotros, más localmente a cada uno de nosotros. Y esas cosas tan cercanas, otras veces alejada, se han ido tapando, con ese enorme monstruo de seis letras. 

Han habido terremotos, miserias, ataques fundamentalistas, ¿Quién se acuerda de Gadafi?, ¿Quién se acuerda de Haití?, ¿Quién se acuerda de niñas secuestradas?, podría seguir enumerando cientos, miles de noticias que fueron portada durante unos días y dejaron paso a otras, quizá más tremendas, quizá más frívolas, pero todas han ido solapándose y de ellas nadie se acuerda. No critico el hecho de no recordarlas, mi crítica va directamente al método que se está usando de manipulación por parte de los señores negros. Nos están haciendo borregos, borregos que irán al matadero cuando ellos decidan. No antes. Nadie se ha planteado por qué un partido político hace exactamente lo que hacía el partido político anterior siendo de signo opuesto?. No es tan simple como que los nuevos estaban deseando llegar al poder y para ello prometían y prometían algo que sabía que no iba a cumplir. Es que alguien desde arriba, le indica lo que debe hacer en cada momento; se han convertido en marionetas, como también lo fueron los gobiernos anteriores. Y no me refiero al presidente de los Estados Unidos, es alguien que está por encima de ese personaje tan poderoso y que manipula de forma aparentemente arbitraria pero perfectamente estudiada los hilos de las marionetas.

Se han cambiados los gobiernos, han caído unos y otro se ha levantado., Han cerrado miles de empresas, infinitos trabajadores se han ido al paro, desgracias personales que podemos leer en los periódicos y revistas. 

A veces, como dice el dicho, el árbol no nos deja ver el bosque, y eso está sucediendo, por desgracia, con la mayoría de nosotros. Cuando uno es un elemento y piensa, se denomina persona, cuando se juntan muchos, se denomina masa, y esa masa, no piensa, sólo actúa, y se convierte entonces en algo absolutamente manipulable (creo que esta idea ya la he planteado en anteriores posts, pero si no es así, la hago ahora). 

Todo esto que digo, viene a cuento de lo siguiente. Nuestra mente es capaz de anular algo que no le gusta, que no le compete, en fin, algo negativo. En este mundo tan global, elementos como Internet, las redes sociales, los buscadores, las televisiones, los periódicos, las radios, etc. hacen que una noticia sea absolutamente caduca a los cinco minutos de haberse producido, haciendo entonces, fugaz cualquier hecho que ocurra tanto cerca, lejos de nosotros.

Da igual si es una tragedia o una alegría, da igual si es una o cientos las personas afectadas, no importa el color de las gentes porque, en el fondo, todos estamos metidos en el mismo agujero. Es el agujero del olvido. Y precisamente, valiéndose de esa cualidad negativa, es de lo que se valen para manejarnos a su antojo. Me incluyo porque, a veces, si no te paras un momento en esta agitada vida que llevamos, no te das cuenta de infinitos detalles que, enlazados entre sí, dan respuesta a muchas de las preguntas que a veces nos hacemos.

Con esta historia de la crisis, se han conseguido cambiar las formas de pensar de todos. Se aprovecha la desgracia ajena para beneficio propio. No me estoy refiriendo solamente a los bancos, a los empresarios, a los negocios, me estoy refiriendo a los poderes que son capaces de colocar y quitar personajes en un ajedrez fríamente calculado.

No soy amigo de teorías sobre conspiración, pero no puedo negar que, en este caso, el cambio que ha supuesto en la mentalidad de todos, y cuando digo todos, me refiero a todos globalmente, mundialmente, no sólo de forma local, aquí, en Murcia, no es sino la respuesta muy calculada de unos pocos, que un día decidieron cambiar los esquemas tal y como los conocíamos. Que este mundo está dirigido y orquestado por unos pocos, es una realidad que nadie puede discutir. 

Precisamente, esos mismos que dirigen las riendas de este mundo, decidieron hace mucho tiempo que cambiando nuestra mentalidad, nuestra cotidianeidad, y nuestra posición en la sociedad, conseguirían no sólo el control otra vez, sino además llevar a todo el mundo a convencernos de que eso es lo mejor para nosotros. Hemos regresado a situaciones prácticamente del siglo XVI. Hace mucho tiempo, cuando empezó toda esta vorágine, en una conversación, expuse un pensamiento al aire,” tengo que ver trabajar otra vez a niños de 12 años bajando a la mina”. 

A rebufo de toda esta situación, se han ido suprimiendo ventajas sociales que se habían conseguido con mucho esfuerzo y sangre por parte de los trabajadores. Estas ventajas, han sido barridas bajo el lema “hay que reducir, hay que reducir”. Que uno tenga que admitir que esta situación es normal porque podría ser peor, nos lleva a la conclusión de que uno necesita un pobre al lado para creerse rico y siempre habrá alguien más desgraciado al lado nuestro ya sea en tu propia zona, ya sea en cualquier otro país.

Cuando la crisis económica haya conseguido convencernos a todos, cuando haya colocado a los personajes en esta historia que le convienen a los señores negros, será sólo entonces, cuando salgamos de la misma. Da igual el orden de los ciclos económicos, da igual si el ciclo es más corto, o es más largo, da igual si es de los tulipanes como si desde el ladrillo, el que decide siempre es el de arriba y cuando digo de arriba digo ese grupúsculo oscuro, que, reunido en una mesa, o por videoconferencia, decide que ya está bien, que se han logrado sus objetivos.

Por eso, visionarios, están desde el año 2007, diciendo que éste es ya el último año, que el próximo se verán los famosos brotes verdes y tantas otras tonterías y zarandajas. Visionarios, que no tienen ni puta idea, pero que gracias a estas declaraciones, hacen por un lado que la gente esté expectante, ansiosa lógicamente por salir y él, de paso, se lleva unos buenos dineritos a su bolsillo. Estos tipos oscuros, han conseguido hacer una masa, de la que decía al principio, tan absolutamente enorme, tan manejable, tan agobiada, que están esperando unas migajas para salir del agujero en el que ellos mismos nos han metido y someterse a todo tipo de esclavización, vejación, etc. para poner un plato de sopa en su mesa .

Paraos a pensar un poco en ello.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s