Coletillas populares (III)

Hola a todos y todas. 

La coletilla de hoy es :

Donde no hay mata, no hay patata.

Esta se usa para hacer referencia a la persona que no tiene idea de lo que está haciendo ya que no tiene conocimiento de la materia que se habla, trabaja, etcétera. Algo parecido al «No le pidas peras al olmo» del refranero español, pero más huertano.

Muchas veces, dicha persona intenta  absurdamente parecer que sí tiene ese conocimiento y resulta puesta en evidencia por sus actos.

 

Seguro que conocéis a alguien que se le puede aplicar dicha coletilla. Podéis usarla, ya que no tiene royalties. Es popular.

Recibid un saludo

 

Juanjo O’Pater

Coletillas populares (III)

Hola a todos y todas. 

La coletilla de hoy es :

Donde no hay mata, no hay patata.

Esta se usa para hacer referencia a la persona que no tiene idea de lo que está haciendo ya que no tiene conocimiento de la materia que se habla, trabaja, etcétera. Algo parecido al «No le pidas peras al olmo» del refranero español, pero más huertano.

Muchas veces, dicha persona intenta  absurdamente parecer que sí tiene ese conocimiento y resulta puesta en evidencia por sus actos.

 

Seguro que conocéis a alguien que se le puede aplicar dicha coletilla. Podéis usarla, ya que no tiene royalties. Es popular.

Recibid un saludo

 

Juanjo O’Pater

Coletillas de uso popular (II)

Hola a todos y todas:

Siguiendo con la cuestión de las coletillas que utilizo y que cualquiera las puede usar sin pagar un céntimo, hoy toca el turno de:

CUANDO UN TONTO COGE UNA LINDE, LA LINDE SE ACABA Y EL TONTO SIGUE. 

Según la R.A.E. Linde:Término o línea que separa unas heredades de otras.

Esto quiere decir que cuando alguien se empecina con un asunto, no encuentra el momento de terminar, quedándose el interfecto dándole vueltas y vueltas y vueltas al mismo asunto (que ya en ese momento deja de perder absolutamente interés para dar paso a un pesado con tintes de imbécil).

Pues eso. Seguro que también conoceréis a alguien que se le puede aplicar esto.

 

Recibid un saludo

 

Juanjo O`Pater

Coletillas de uso popular (II)

Hola a todos y todas:

Siguiendo con la cuestión de las coletillas que utilizo y que cualquiera las puede usar sin pagar un céntimo, hoy toca el turno de:

CUANDO UN TONTO COGE UNA LINDE, LA LINDE SE ACABA Y EL TONTO SIGUE. 

Según la R.A.E. Linde:Término o línea que separa unas heredades de otras.

Esto quiere decir que cuando alguien se empecina con un asunto, no encuentra el momento de terminar, quedándose el interfecto dándole vueltas y vueltas y vueltas al mismo asunto (que ya en ese momento deja de perder absolutamente interés para dar paso a un pesado con tintes de imbécil).

Pues eso. Seguro que también conoceréis a alguien que se le puede aplicar esto.

 

Recibid un saludo

 

Juanjo O`Pater

Coletillas de uso popular ( I )

Hola a todos y todas:

Cada cual usa unas coletillas personales como respuesta o apoyo de lo que dice, para hacerse entender de una forma más o menos clara sobre lo dicho.

Yo no soy una excepción y además de usar el refranero muy, pero que muy a menudo, me declaro «coletillero» profesional.

Os iré poniendo algunas de mis coletillas más utilizadas, así como lo que intento explicar con su uso.

«Mata más un tonto que una guerra»

Esto quiere decir que alguien que no sabe lo que hace porque es un inútil o un incompetente, provoca situaciones alrededor suyo de un alcance inimaginable. Una decisión errónea tras otra, abocando al caos a todos los que le rodean.

Seguro que conocéis a más de uno al que se le podría aplicar esta coletillas.

 

Recibid un saludo.

 

Juanjo O’Pater

Coletillas de uso popular ( I )

Hola a todos y todas:

Cada cual usa unas coletillas personales como respuesta o apoyo de lo que dice, para hacerse entender de una forma más o menos clara sobre lo dicho.

Yo no soy una excepción y además de usar el refranero muy, pero que muy a menudo, me declaro «coletillero» profesional.

Os iré poniendo algunas de mis coletillas más utilizadas, así como lo que intento explicar con su uso.

«Mata más un tonto que una guerra»

Esto quiere decir que alguien que no sabe lo que hace porque es un inútil o un incompetente, provoca situaciones alrededor suyo de un alcance inimaginable. Una decisión errónea tras otra, abocando al caos a todos los que le rodean.

Seguro que conocéis a más de uno al que se le podría aplicar esta coletillas.

 

Recibid un saludo.

 

Juanjo O’Pater

Coletillas de uso popular ( I )

Hola a todos y todas:

Cada cual usa unas coletillas personales como respuesta o apoyo de lo que dice, para hacerse entender de una forma más o menos clara sobre lo dicho.

Yo no soy una excepción y además de usar el refranero muy, pero que muy a menudo, me declaro «coletillero» profesional.

Os iré poniendo algunas de mis coletillas más utilizadas, así como lo que intento explicar con su uso.

«Mata más un tonto que una guerra»

Esto quiere decir que alguien que no sabe lo que hace porque es un inútil o un incompetente, provoca situaciones alrededor suyo de un alcance inimaginable. Una decisión errónea tras otra, abocando al caos a todos los que le rodean.

Seguro que conocéis a más de uno al que se le podría aplicar esta coletillas.

 

Recibid un saludo.

 

Juanjo O’Pater

¿Quién está detrás de la crisis?

 

Saludos a todos y todas.

Al hilo de toda esta movida de la crisis, hay una cosa en la que no había pensado y es tan simple que casi de pura lógica seca. Desde que en el año 2007 empezara la bendita crisis, (hace ya mucho tiempo), han ocurrido muchas cosas no sólo el mundo, sino cerca de nosotros, más localmente a cada uno de nosotros. Y esas cosas tan cercanas, otras veces alejada, se han ido tapando, con ese enorme monstruo de seis letras. 

Han habido terremotos, miserias, ataques fundamentalistas, ¿Quién se acuerda de Gadafi?, ¿Quién se acuerda de Haití?, ¿Quién se acuerda de niñas secuestradas?, podría seguir enumerando cientos, miles de noticias que fueron portada durante unos días y dejaron paso a otras, quizá más tremendas, quizá más frívolas, pero todas han ido solapándose y de ellas nadie se acuerda. No critico el hecho de no recordarlas, mi crítica va directamente al método que se está usando de manipulación por parte de los señores negros. Nos están haciendo borregos, borregos que irán al matadero cuando ellos decidan. No antes. Nadie se ha planteado por qué un partido político hace exactamente lo que hacía el partido político anterior siendo de signo opuesto?. No es tan simple como que los nuevos estaban deseando llegar al poder y para ello prometían y prometían algo que sabía que no iba a cumplir. Es que alguien desde arriba, le indica lo que debe hacer en cada momento; se han convertido en marionetas, como también lo fueron los gobiernos anteriores. Y no me refiero al presidente de los Estados Unidos, es alguien que está por encima de ese personaje tan poderoso y que manipula de forma aparentemente arbitraria pero perfectamente estudiada los hilos de las marionetas.

Se han cambiados los gobiernos, han caído unos y otro se ha levantado., Han cerrado miles de empresas, infinitos trabajadores se han ido al paro, desgracias personales que podemos leer en los periódicos y revistas. 

A veces, como dice el dicho, el árbol no nos deja ver el bosque, y eso está sucediendo, por desgracia, con la mayoría de nosotros. Cuando uno es un elemento y piensa, se denomina persona, cuando se juntan muchos, se denomina masa, y esa masa, no piensa, sólo actúa, y se convierte entonces en algo absolutamente manipulable (creo que esta idea ya la he planteado en anteriores posts, pero si no es así, la hago ahora). 

Todo esto que digo, viene a cuento de lo siguiente. Nuestra mente es capaz de anular algo que no le gusta, que no le compete, en fin, algo negativo. En este mundo tan global, elementos como Internet, las redes sociales, los buscadores, las televisiones, los periódicos, las radios, etc. hacen que una noticia sea absolutamente caduca a los cinco minutos de haberse producido, haciendo entonces, fugaz cualquier hecho que ocurra tanto cerca, lejos de nosotros.

Da igual si es una tragedia o una alegría, da igual si es una o cientos las personas afectadas, no importa el color de las gentes porque, en el fondo, todos estamos metidos en el mismo agujero. Es el agujero del olvido. Y precisamente, valiéndose de esa cualidad negativa, es de lo que se valen para manejarnos a su antojo. Me incluyo porque, a veces, si no te paras un momento en esta agitada vida que llevamos, no te das cuenta de infinitos detalles que, enlazados entre sí, dan respuesta a muchas de las preguntas que a veces nos hacemos.

Con esta historia de la crisis, se han conseguido cambiar las formas de pensar de todos. Se aprovecha la desgracia ajena para beneficio propio. No me estoy refiriendo solamente a los bancos, a los empresarios, a los negocios, me estoy refiriendo a los poderes que son capaces de colocar y quitar personajes en un ajedrez fríamente calculado.

No soy amigo de teorías sobre conspiración, pero no puedo negar que, en este caso, el cambio que ha supuesto en la mentalidad de todos, y cuando digo todos, me refiero a todos globalmente, mundialmente, no sólo de forma local, aquí, en Murcia, no es sino la respuesta muy calculada de unos pocos, que un día decidieron cambiar los esquemas tal y como los conocíamos. Que este mundo está dirigido y orquestado por unos pocos, es una realidad que nadie puede discutir. 

Precisamente, esos mismos que dirigen las riendas de este mundo, decidieron hace mucho tiempo que cambiando nuestra mentalidad, nuestra cotidianeidad, y nuestra posición en la sociedad, conseguirían no sólo el control otra vez, sino además llevar a todo el mundo a convencernos de que eso es lo mejor para nosotros. Hemos regresado a situaciones prácticamente del siglo XVI. Hace mucho tiempo, cuando empezó toda esta vorágine, en una conversación, expuse un pensamiento al aire,» tengo que ver trabajar otra vez a niños de 12 años bajando a la mina». 

A rebufo de toda esta situación, se han ido suprimiendo ventajas sociales que se habían conseguido con mucho esfuerzo y sangre por parte de los trabajadores. Estas ventajas, han sido barridas bajo el lema «hay que reducir, hay que reducir». Que uno tenga que admitir que esta situación es normal porque podría ser peor, nos lleva a la conclusión de que uno necesita un pobre al lado para creerse rico y siempre habrá alguien más desgraciado al lado nuestro ya sea en tu propia zona, ya sea en cualquier otro país.

Cuando la crisis económica haya conseguido convencernos a todos, cuando haya colocado a los personajes en esta historia que le convienen a los señores negros, será sólo entonces, cuando salgamos de la misma. Da igual el orden de los ciclos económicos, da igual si el ciclo es más corto, o es más largo, da igual si es de los tulipanes como si desde el ladrillo, el que decide siempre es el de arriba y cuando digo de arriba digo ese grupúsculo oscuro, que, reunido en una mesa, o por videoconferencia, decide que ya está bien, que se han logrado sus objetivos.

Por eso, visionarios, están desde el año 2007, diciendo que éste es ya el último año, que el próximo se verán los famosos brotes verdes y tantas otras tonterías y zarandajas. Visionarios, que no tienen ni puta idea, pero que gracias a estas declaraciones, hacen por un lado que la gente esté expectante, ansiosa lógicamente por salir y él, de paso, se lleva unos buenos dineritos a su bolsillo. Estos tipos oscuros, han conseguido hacer una masa, de la que decía al principio, tan absolutamente enorme, tan manejable, tan agobiada, que están esperando unas migajas para salir del agujero en el que ellos mismos nos han metido y someterse a todo tipo de esclavización, vejación, etc. para poner un plato de sopa en su mesa .

Paraos a pensar un poco en ello.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater

 

De consignas y demás

Hola a todos y todas:

Con la movida de la huelga del pasado 29 de Marzo, una de las cosas que más me molesta volvió a salir a flote. Me explicaré.

Las consignas y los lemas que se usan, las palabras y definiciones que llenan panfletos, blogs y demás publicaciones, las tertulias y arengas, son absurdas, arcaicas, decimonónicas y tienen un tufazo (no tufillo) que tira de espaldas.

Algunos ejemplos pildoríticos.

Al enemigo no se le vence en una batalla…. La «guerra» laboral-gubernamental está declarada y tomando posiciones (publico.es)

Y si esto no se apaña… CAÑA CAÑA CAÑA.Y si esto no se arregla… GUERRA, GUERRA, GUERRA (publico.es)

Muy euforicos estaban los del bloque bolchevique por el fracaso de Arenas y por eso han salido a la calle pensando que esto iba a ser una juerga general (intereconomia.com)

Prefiero morir de pie que vivir arrodillado (octavilla cnt)

Términos como Guerra, Capital, lucha, fascismo, marxistas, guerra, enemigo…son tan bisoños y recuerdan tanto a la España de la guerra civil, que en su propio contenido destilan el odio visceral y la poca originalidad de las gentes que las corean o escriben.
Han pasado casi 75 años desde que empezó la guerra civil y ¿aún seguimos con estas consignas?. ¿No hemos evolucionado?, se pierde credibilidad cada vez que se usan. Antes de la huelga fué el movimiento 15-M el que las usaba y sigue manteniendo en esos rescoldos de cartelería. Se supone que son gente joven y están acuñando esa bisoñez que sus padres y abuelos quizá usaran. 

¡¡ Joder ya !! Espabilad las mentes tan bloqueadas que tenéis, los unos y los otros, y posicionaros en un mundo ultraconectado, donde las noticias saltan por segundos y donde vivimos al segundo. No podemos ni debemos quedarnos en el pasado.

España se quedó congelada en el 36 y se hizo bicolor. Tristemente veo que es una realidad y que no avanzamos.

Recibid un saludo
Juanjo O’Pater


De cómo se les cambian los nombres a las cosas

Hola a todos y todas:

Hay una tendencia que no me gusta, ni me simpatiza, y es la de cambiar el nombre de las cosas que no interesan escuchar, por otros que intentan decir lo mismo de una forma dulcificada, descafeinada, o que incluso parezca que no tiene nada ver con lo que se dice (eufemismo). 

Os pongo varios ejemplos, que seguro que ya habéis oído o incluso usado, para demostrar lo que os he dicho antes.


Lo que se decía  Lo que se dice ahora
Guerra  Conflicto armado
Crisis económica   Desaceleración económica
Represión  Pacificación (ejército pacificador es una paradoja)
Suspenso  No apto
Despido masivo  Ajuste laboral o «recorte»
Despido libre  Flexibilidad del mercado de trabajo
Bajada de sueldos  Revisión de salarios
Subida de tarifas  Revisión de tarifas

Este uso indiscriminado de eufemismos es, en la gran mayoría de los casos, producto de la manipulación que los medios de comunicación hace de la sociedad. Si interesa que se aparezca como malo, se utiliza la palabra «malo – muy malo – epeluznante», si no se quiere decir, pero no hay más remedio que hacer referencia a ello, diremos «poco bueno» o sucedaneos.

Así que si un dia tu jefe te dice: «Roberto, estamos en pleno proceso de remodelación funcional de la empresa, por lo que se está planteando como solución más favorable, la revisión de los salarios y la flexibilización de los puestos de trabajo.», lo que debes realmente escuchar es «Roberto, los inversores/socios/jefes quieren más ganancias, por lo que vamos a despedir a todo el mundo y a los que os quedéis os pagaremos menos y tendréis que echar más horas que un reloj, ¿cómo lo ves?. Por cierto, como me repliques, el primero en ser flexibilizado vas a ser tú.»

Si escuchas en la tele: «Tras una campaña aérea en …., el ejército de pacificación encontró un nucleo de resistencia que fué rápidamente sofocado», lo que realmente te quiere decir es «Despues de bombardear toda la zona, el ejercito termino de rematar a los pocos que quedaron. No sobrevivió ni el Tato».

Seguro que si antes no recordabas del uso de un eufemismo, a partir de ahora, espero que te des cuenta de que las cosas no son ni con el cristal con que se mira, ni como nos las cuentan.

 

Recibid un saludo

 

Juanjo O’Pater