El plomo os hará libres

Ayer, mataron de un tiro a la presidenta de la Diputación de León. Esto, que es un  criminal hecho reprobable y deleznable, me ha dado que pensar un poco y ha raspado mi  más ferviente imaginación.

He pensado que a base del peligroso plomo, se puede conseguir muchas cosillas. A saber:

Utilizaron una bala para asesinar a la presidenta, y con la muerte de esa persona, se quedan vacantes los puestos que ostentaba esa persona, con lo cual se generan automáticamente puestos de trabajo para alguien (anónimo, quien sea). 

  • Presidenta de la Diputación de León
  • Presidenta del Instituto Leonés de Cultura
  • Presidencia del Consorcio Provincial Gersul
  • Concejala del Ayuntamiento de León
  • Múltiples puestos en Caja España

Si además tenemos en cuenta que se han tenido que utilizar los servicios funerarios, de limpieza, investigación y demás en el caso, eso nos da un trabajo extra con el que alguien está ocupado.

Entonces tenemos que:

Si cogemos cuatro tanques Pizarro del ejercito español, los situamos en las cuatro esquinas del congreso de los diputados, lanzando pepinos por sus cañones, La generación de puestos de trabajo se multiplica por mucho, ya que por cada uno que caiga, se generan X elevado a infinito puestos , con lo que tenemos asegurado el pan para muchas bocas que ahora no tienen que comer.

Y además, se lanza un mensaje que queda meridianamente claro al resto de los que quieran ocupar sus puestos flamantes. «El plomo es la espada de Damocles de tu sitio. Pórtate bien y no te intoxicarás»

Habrá quien piense que esto es una llamada a la violencia. Nada más lejos de mi pensamiento, pero hay que ver las cosas que se pueden imaginar cuando una noticia se junta con otra y un pensamiento profundo.

es muy simple

Un saludo a todos y todas

Juanjo O’Pater

La pérdida de Cuba y el cierre de la TDT. Se cierra el círculo.

Han cerrado nueve canales de TDT y todo el mundo se emperra en quejarse de los canales de películas y realitys shows, pero ¿por qué nadie alza la voz contra el cierre de dos canales de teletienda y el de AXN que era de pago pero que también lo han cerrado?.

Este gobierno es muy cruel, porque cuando ya te has acostumbrado a discutir los mierdoso de los artefactos que venden en la teletienda, ahora te dejan sin esa vía de expresión profunda.

¿Por qué nadie piensa en Juan Sánchez y su fregona maravillosa?. Si todos conocemos el Jet-extender es gracias a la labor callada de los canales de teletienda, si el cuchillo ginsu cortaba clavos y luego un melocotón solo lo sabíamos porque la teletienda te lo mostraba. ¡Y lo fantástico de un cómodo de un cojín, que servía para tirar copas encima suyo sin que se rompieran!. O ese artefacto que servía para tener entretenido a los viejos delante de la tele pedaleando con pies y (su versión más hardcore) con las manos a la vez, ¿donde irán todos esos buenos momentos?.

Hay que asimilarlo poco a poco. Las películas estaban bien, pero, amigos, la teletienda es sublime a los ojos del expectador. Nos une en lo cotidiano. Nadie niega lo inútil de los aparatos, la cara acartonada de sus actores y la jeta impresionante de los presentadores. Pero eran ¡¡ NUESTROS PRESENTADORES !!.

Ya perdimos Cuba hace mucho y ahora nos desangran con otra pérdida más: los canales de teletienda de la TDT. Sólo queda preguntarse…¿Qué otro golpe asesino nos tiene preparado este gobierno?.¿Hasta donde llegará su insaciable afán desmoralizador?.

Pensemos en ello.

Un saludo a todos y todas

Juanjo O’Pater

El chef Tony, un imcombustibleLa batamanta. Esa gran conocida de los telepectadoresCuchillos que convivieron con nosotros

Ahora que no estás…

Ahora que no estás aquí, es cuando más en falta te echo.
No te das cuenta de lo que se necesitan a los demás hasta que no puedes volver a verlos. Aunque quisieras, no podrías hacer que volviera y tener con esa persona las palabras que no se pronunciaron. Sigue en el recuerdo. Te acompaña cada dia, de una forma invisible, pero permanente. Se allanan las diferencias que antes parecian montañas infranqueables; todo se minimiza.
Te hundes al abismo en la noticia triste, se te hace insufrible su ausencia. ¿Qué va a pasar ahora?.¿Qué será de ese futuro incierto, donde mil pensamientos te arrastran de un lado al otro hasta hacerte perder la razón?.
Asumes su ausencia poco a poco, recordando momentos amables y dichosos. Empiezas a ver su cara y sentir su hacer contigo, muy dentro. Te da miedo poder encontrarla delante tuyo, en el pasillo de la casa, de tanto que la imaginas.
La ausencia: ese solplo de aire frio que te recorre la nuca cuando menos te lo esperas.
Y la despedida definitiva es cuando percibes de forma tangible que ya no está ni estará mañana, ni al otro dia, ni nunca más. Llegas a casa y ves el armario con su ropa y su cama llena de momentos que cabalgan sin control dentro de ti.
Las lágrimas asoman sin control por tus mejillas y te las enjugas como puedes. Ya no tienes mas ánimo de llorar.
Echas un vistazo a la habitación silenciosa y con pesar, muy lentamente, cierras la puerta, como queriendo congelar dentro su ausencia. Esa ausencia que te rompe por dentro.
Mañana será otro día.
Hoy es un día triste, lleno de recuerdos.
Recuerdos y ausencia.
Descanse en paz.
Juanjo O’Pater

Proyectos para un año nuevo…

Hola a todos y todas:
Ahora que estamos en los albores de un año nuevo, recien estrenadito que se dice, es cuando se plantean los mejores propósitos para cumplir a lo largo del mismo. Casi siempre son los mismos; dejar de fumar, aprender algún idioma, leer más o inscribirse en un gimnasio.
Con lo de dejar de fumar, la cosa es sencilla, porque hay alternativas mil a llevar un pitillo colgando de la comisura de la boca, que, por cierto, dicen que los pitillos no dejan de ser psicológicamente hablando, mas que la extensión de la teta materna, o, dicho de otro modo, que tienes un retraso mental que no te deja evolucionar porque no has resuelto el triste hecho de que tu madre te deje de amamantar. Ahí lo dejo.
Aprender algún idioma solo es directamente proporcional en dificultad a la edad en que lo quieres hacer, o lo que es lo mismo, más dificil a más edad, con lo que se queda el proposito en comprar un curso en dvd que aumente el volumen de películas y documentales que se quedan en el apartado «para  revisar algun día».
Leer más es proporcionalmente difícil al tiempo que se le quiera dedicar, y puede quedar relegada la lectura a los escasos tiempos de visita al excusado, porque fuera de él, la corriente que nos arrastra es tal que no hay un triste minuto que poder dedicarle.
Y queda pendiente lo del gimnasio y hacer ejercicio.
Apuntarse a un gimnasio o fitness-club, a cualquier técnica deportiva que acabe en  «-ining». Apuntarte, te apuntas, pero los muy cucos del gimnasio, te cobran el año enterito porque saben que no vas a volver pasado el primer mes.
Es ahí donde choca este proposito con la naturaleza propiamente dicha, porque ¿algún animal de la naturaleza hace deporte?. Cuando son pequeñitos, juegan entre sí, pero cuando son adultos, pues lo que hacen está entre huir o perseguir. Por ejemplo, un león no le dice a otro león eso de «a ver quién llega antes a ese árbol», no, o corren para cazar o corren para que no les cacen, pero no hacen deporte por diversión.
Además de los perjuicios que el deporte trae para la salud. Contemos las lumbalgias, tirones y demás que te dejan tirado en una silla sin poder moverte. Y no te digo los infartos y atropellos de ciclistas y corredores urbanos, vamos, un desastre.
En fin, pensaos mejor eso de los buenos propósitos y reorientarlos porque lo mismo acaban como los de años anteriores, que no llegan a febrero.
Recibid un saludo
Juanjo O’Pater

De mimos y mimones

Hola a todos y todas.

Hoy voy a escribir sobre unos elementos urbanos que los hay por todos lados. Me estoy refiriendo a los mimos.

Un mimo es un ser que se desenvuelve como flotando en un mundo irreal, al margen de lo establecido, es, según lo veamos, un artista o un despropósito, y digo esto porque mucho ha degenerado el mimo desde que Marcel Marceau se dignara a crear su personaje BIP con el sombrero de copa marchito y una flor en él, ataviado con su pantalón oscuro y la camiseta a rayas.

Parecía que no habíia mas estética que la suya, pues todos quería imitarle; andando en el aire, tirando de una cuerda imaginaria y perdiéndose en las inmensidades de una caja cerrada imaginaria de la que salia con bastante agobio después de haberse encontrado la llave en el suelo o en un bolsillo.

De ese tipo de mimo, se pasa al mimo urbano, donde se trata de hacer las mismas actuaciones repetitivas y poco originales, a seguir a la gente que pasea o va por la calle, haciéndo burla de sus movimientos al andar.

La tercera evolucion mimal es el que se queda quieto a modo de estatua y, ataviado de la más extraña coleción de abalorios y telas, simulan  ora un dragón milenario, ora una estatua de una señora con sombrero, etc.

Como quiera que conseguir dinero a base de la expectación que causan entre los viandantes resulta harto fácil, se apuntan a este carro cantidades ingentes de pernonajilos que utilizan los más variopintos trajes y elementos decorativos, y así tenemos una cabra que mueve la boca haciendo un clac-clac y un spiderman en la Plaza Mayor de madrid con un enorme sobrepeso y una ingente cantidad de triglicéridos.

A mi particularmente me parecen odiosos este tipo de mimos, nunca los he aguantado, porque ¿como puede nadie perderse en una caja de AIRE?. Eso es ridículo, como ridículo es meterse en los faldones de una cabra y mirar por una ventana de tela para ser la «mar de original» hablándole a los paseantes de turno.

Y como cada dia que pasa degenera más y más esto de la mímica, ya no te digo lo que haría con el spiderman de la Plaza Mayor y toda su ralea.

Un saludo prenavideño.

 

Juanjo O’Pater

Lengua española: Uso de prefijos y sufijos

Hola a todos y todas:

Hoy quiero clarificar el uso de los prefijos y sufijos en la lengua española.

Un prefijo es es un morfema de la clase de los afijos que se antepone a una raíz, lexema o base léxica para formar una forma lexical con diferente significado. 

Un sufijo es un tipo de morfema o afijo que se agrega después del lexema, raíz o tema de una palabra.

Esto, dicho así, puede no entenderse. Pogamos un ejemplo:

Un calvo es una persona que ha perdido el pelo

Prefijo: PUTO calvo es una persona que, habiendo perdido el pelo, no nos simpatiza mucho o, incluso nos es despreciable.

Sufijo: calvo DE MIERDA es una persona que habiendo perdido el pelo, nos es despreciable o insignificante.

Ahora bien, si en la misma palabra o frase usamos el prefijo y el sufijo, formamos el SUPERAFIJO. Véase.

PUTO CALVO DE MIERDA. persona que, habiendo perdido el pelo, nos es despreciable, insignificante y también puede significar el inicio de una bonita pelea en cualquier lugar.

Se puede sustituir la palabra calvo por cualquier otra y el significado con prefijo, sufijo y superafijo variaría muy poco respecto del ejemplo expuesto.

Así, a partir de ahora ya sabemos el origen y significado de las palabras, con lo que las podremos usar con más diligencia.

El español es un idioma muy rico.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater


El calvo mas codiciado. No vale para el ejemplo salvo que no te toque la loteria.

Lengua española: Uso de prefijos y sufijos

Hola a todos y todas:

Hoy quiero clarificar el uso de los prefijos y sufijos en la lengua española.

Un prefijo es es un morfema de la clase de los afijos que se antepone a una raíz, lexema o base léxica para formar una forma lexical con diferente significado. 

Un sufijo es un tipo de morfema o afijo que se agrega después del lexema, raíz o tema de una palabra.

Esto, dicho así, puede no entenderse. Pogamos un ejemplo:

Un calvo es una persona que ha perdido el pelo

Prefijo: PUTO calvo es una persona que, habiendo perdido el pelo, no nos simpatiza mucho o, incluso nos es despreciable.

Sufijo: calvo DE MIERDA es una persona que habiendo perdido el pelo, nos es despreciable o insignificante.

Ahora bien, si en la misma palabra o frase usamos el prefijo y el sufijo, formamos el SUPERAFIJO. Véase.

PUTO CALVO DE MIERDA. persona que, habiendo perdido el pelo, nos es despreciable, insignificante y también puede significar el inicio de una bonita pelea en cualquier lugar.

Se puede sustituir la palabra calvo por cualquier otra y el significado con prefijo, sufijo y superafijo variaría muy poco respecto del ejemplo expuesto.

Así, a partir de ahora ya sabemos el origen y significado de las palabras, con lo que las podremos usar con más diligencia.

El español es un idioma muy rico.

Recibid un saludo

Juanjo O’Pater


El calvo mas codiciado. No vale para el ejemplo salvo que no te toque la loteria.

La irrompible cadena de acero español (the spanish steel unbreakable chain)

Hola a todos y todas:

Hoy hablaré de un pensamiento que me ronda desde hace ya mucho tiempo. Es el hecho de que a los sillones de mandato, se les otorge el poder de la extraña cadena de acero español. Indestructible y opresora, afirma y atenaza al que se sienta en el sillón de dirección.

Esta cadena, dicen, que fué forjada por acero de los buques que la Armada (La Invencible) llevaba en las cuadernas y travesaños de los buques y contiene, dicen, la fuerza de los marineros que dejaron sus vidas al servicio de España en las aguas tormentosas de los mares del norte.

Se encuentra dicha cadena puesta en cada uno de los asientos del congreso y del senado, y aprieta suavemente al principio, pero luego no hay manera de qutársela de encima. De tal manera, que aunque te pidan que abandones tu escaño o tu puesto o tu asiento porque has cometido delito de algún tipo, la cadena impide que te levantes y abandones el cargo.

Y da igual si eres presidente que asesor de asesor, de asesor de secretario. La cadena allí está, apretando y bloqueando cualquier iniciativa de liberación del puesto.

Han intentado, por supuesto, romperla de alguna manera, para permitir libertad de sentada y levantada del interfecto en cuestión, pero no hay manera. Los soldadores de acetileno no pueden con ella, ni las tenazas más potentes. Una pesadilla. Solo se afloja cada cuatro años mas o menos.

Cuidado con las cadenas y con los escaños, que cuando te sientas, no hay manera de abandonarlos. Es la maldición de la cadena. Todos la conocen.

Recibid un saludo.

Juanjo O’Pater

La irrompible cadena de acero español

La lluvia ha llegado esta noche a la ciudad

Hola a todos y todas.

Esta tarde, casi a la noche, ha comenzado a llover en mi ciudad. Hacía mucho tiempo que no llovía y ansiaba como un niño que espera la mágica noche de reyes magos, que viniese lo más pronto posible, porque se necesita el agua para vivir.

El ambiente estaba muy caldeado, las alergias por el polvo iban en aumento, y mis oraciones personales, hacían un llamamiento para que el maná cayera del cielo. No pedía yo una lluvia torrencial y devastadora que se llevase todo por delante, como en una catársis total, sino más bien esa lluvia que gusta a la mayoria de la gente a quien sueles preguntar. La lluvia fina y contínua, caída en una duración de unas dos horas, que refresca el ambiente, purifica el aire, y deja un delicioso olor a hierba mojada.

Es cierto que nunca llueve a gusto de todos, pero si esta lluvia tan deseada no llegaba, las cosechas, la salud de las gentes y el ánimo más encendido que nunca por la sofocante atmósfera cálida del sureste español, no hubiesen podido aguantar mucho más.

¿A quén no le gusta ver llover tras el cristal, salpicado por miles de pequeñas gotitas producto del repiqueteo del agua en los hierros de las balconadas y ventanales?. Hace bajar la temperatura del ambiente durante unos días, y, en invierno, hace un llamamiento a quedarse en casa con tarde de película de videoclub, mesa de camilla con faldones y repaso de álbumes de fotografías que traen a la mente añoranzas y recuerdos del pasado.

Lluvia, que palabra tan bonita. No la lluvia traidora que devasta a su paso; no esa lluvia que rompe las almas de las gentes arruinando sus cosechas o llevándose en un momento las pertenencias de una vida. La lluvia que da la vida a cada gota que cae, que evoca y llama al ánimo a recuperar sus más íntimos recuerdos.

Esa es la lluvia que a mi me gusta y la que está cayendo haciendo un soniquete en las hojas del árbol que tengo frente a mi casa. 

Recibid un abrazo de mi parte.

Juanjo O’Pater

La lluvia ha llegado esta noche a la ciudad

Hola a todos y todas.

Esta tarde, casi a la noche, ha comenzado a llover en mi ciudad. Hacía mucho tiempo que no llovía y ansiaba como un niño que espera la mágica noche de reyes magos, que viniese lo más pronto posible, porque se necesita el agua para vivir.

El ambiente estaba muy caldeado, las alergias por el polvo iban en aumento, y mis oraciones personales, hacían un llamamiento para que el maná cayera del cielo. No pedía yo una lluvia torrencial y devastadora que se llevase todo por delante, como en una catársis total, sino más bien esa lluvia que gusta a la mayoria de la gente a quien sueles preguntar. La lluvia fina y contínua, caída en una duración de unas dos horas, que refresca el ambiente, purifica el aire, y deja un delicioso olor a hierba mojada.

Es cierto que nunca llueve a gusto de todos, pero si esta lluvia tan deseada no llegaba, las cosechas, la salud de las gentes y el ánimo más encendido que nunca por la sofocante atmósfera cálida del sureste español, no hubiesen podido aguantar mucho más.

¿A quén no le gusta ver llover tras el cristal, salpicado por miles de pequeñas gotitas producto del repiqueteo del agua en los hierros de las balconadas y ventanales?. Hace bajar la temperatura del ambiente durante unos días, y, en invierno, hace un llamamiento a quedarse en casa con tarde de película de videoclub, mesa de camilla con faldones y repaso de álbumes de fotografías que traen a la mente añoranzas y recuerdos del pasado.

Lluvia, que palabra tan bonita. No la lluvia traidora que devasta a su paso; no esa lluvia que rompe las almas de las gentes arruinando sus cosechas o llevándose en un momento las pertenencias de una vida. La lluvia que da la vida a cada gota que cae, que evoca y llama al ánimo a recuperar sus más íntimos recuerdos.

Esa es la lluvia que a mi me gusta y la que está cayendo haciendo un soniquete en las hojas del árbol que tengo frente a mi casa. 

Recibid un abrazo de mi parte.

Juanjo O’Pater